Ven y Ve

Noti...

Recibe Bendiciones en tu e-mail

Ads 468x60px

1

Compartelo !!!

Cargando...

Entradas populares

Featured Posts

26 de diciembre de 2011

Hace mucho tiempo, en China, había un sastre que vivía feliz con su trabajo.
Un día, pasó por su tienda un hombre con una joroba, que cantaba muy bien acompañado de un tamboril.
El sastre pensó que a su esposa le agradaría divertirse un rato y decidió invitarlo a su casa a cenar.
Entre risas, canciones y cuentos picarescos, el jorobado tragaba grandes bocados con rapidez, entusiasmado por la atención que la pareja le dispensaba. Pero inesperadamente, se atragantó con una espina de pescado que le impidió respirar y cayó muerto.
Azorados por semejante accidente y sin poder hacer nada para revivirlo, ambos pensaron que estaban perdidos, porque nadie iba a creer que lo que había pasado había sido un accidente.
La mujer le propuso a su marido llevarlo a un médico que vivía cerca haciéndolo pasar por un enfermo grave. A su esposo la idea le pareció buena de modo que partieron los dos cargando al jorobado.
Los atendió la criada y le dieron a la mujer una moneda de oro de gran valor como anticipo, para que el médico atendiera el caso con urgencia y cuando ésta se dispuso a ir en su búsqueda, el sastre y su esposa aprovecharon para dejar el cadáver en medio de la escalera, huyendo después a toda prisa.
El doctor, entusiasmado por la valiosa moneda y creyendo que se trataba de gente rica, corrió a la puerta bajando precipitadamente las escaleras, tropezando con el muerto, que cayó con él hasta la puerta de calle.
Creyendo que el hombre que estaba enfermo había muerto por la caída, pensó que lo acusarían de asesinato, porque nadie creería que había sido un accidente, por lo tanto decidió deshacerse del cadáver.
Ayudado por la criada y su mujer lo dejaron deslizar con una soga por la chimenea del vecino, que era un mercader de aceites, con tanta suerte que cayó parado, quedando apoyado contra la pared como si estuviera vivo.
Cuando el dueño de casa lo descubrió oculto al pie de la chimenea creyendo que se trataba de un ladrón, tomó un palo y lo derribó de un fuerte golpe.
Cuando se acercó a él se dio cuenta que estaba muerto y creyó que él lo había matado.
Desesperado pensó que si encontraban el cadáver en su casa, la justicia lo juzgaría por asesinato, por lo tanto, decidió desprenderse del cuerpo.
Lo cargó sobre sus hombros, salió de su casa con la intención de encontrar una calle desierta y dejó el cuerpo del infortunado, arrimado contra una puerta, y huyó después a toda prisa.
Un corredor de mercancías que volvía a su casa después de haber estado con sus amigos en una taberna, se acercó a la puerta donde estaba el muerto; y como estaba ebrio, creyó que era alguien agazapado que quería robarle.
Justo cuando le estaba dando puñetazos, una patrulla que pasaba por allí lo vio y lo llevó preso y como no había testigos fue acusado de matar al jorobado, cargo que el corredor no pudo negar porque él le había pegado.
Fue condenado y cuando estaban a punto de ejecutarlo apareció el vendedor de aceite que gritando se declaró culpable.
El corredor fue liberado y en su lugar el vendedor de aceite fue condenado. Pero cuando el verdugo se disponía a cumplir la condena, apareció el médico que desesperado se declaró culpable.
El vendedor de aceite fue liberado y cuando el verdugo iba a ejecutar al médico, llegó el sastre chino, que sollozando contó toda la historia de la muerte accidental del jorobado, que por haberse tragado una espina había muerto ahogado, y que él se consideraba culpable por haberlo invitado.
Asombrado por la ocurrencia de tan curiosos hechos, el rey perdonó a todos y ordenó escribir la historia completa para que quedara para la humanidad un ejemplo más del valor de la verdad.
La mitomanía
La mitomanía es una enfermedad que consiste en la compulsión de mentir. Según Gutiérrez, los mitómanos son capaces de crear, sostener y creerse sus mismas historias. Esto lo hacen con el fin de llamar la atención o evadir responsabilidades.
El origen de esta enfermedad puede ser producto de un trauma durante la niñez —como el divorcio de los padres u otro—.Si vos sufrís este tipo de problemas busca ayuda psicológica, ya que es el único tratamiento que cura esta enfermedad.
La Mentira es faltar a la verdad a sabiendas. Es una afirmación falsa que crea una idea o una imagen también falsa.
Pero la mentira “tiene patas cortas”, es decir, que no llega muy lejos; porque los mentirosos tienen que tener ante todo muy buena memoria, si no quieren ser descubiertos.
El que miente necesita falsear la verdad para dar una imagen diferente de la que realmente tiene. No está conforme consigo mismo y en lugar de mejorarse auténticamente se oculta tras una máscara o disfraz inconsistente.
Una mentira es el comienzo de una cadena de mentiras infinitas que hace que el mentiroso produzca en los demás una imagen de personalidad caótica.
La mentira tiene la función de fabricar personas y mundos falsos que hasta el que los inventa se los cree.
Una vez que se ha instalado el hábito de mentir es muy difícil salir de él; porque la confianza de los otros se pierde diciendo una sola mentira y para recuperarla pueden pasar muchos años.
Además, el que miente se está mintiendo a si mismo convirtiéndose en alguien irreal que no existe.
Hay muchas formas de mentir. Están las mentiras piadosas que son para no herir susceptibilidades, aunque siempre es mejor pecar por omisión antes de caer en una mentira.
Hay mentiras familiares, que son las que sostienen a algunas familias, que aunque mientan todos por lo general igualmente se desmoronan.
En realidad, vivimos en una sociedad mentirosa donde todos nos manejamos con tacto, que en última instancia significa mentir.
Siempre se puede cambiar este modo de ser, comenzando por emprender la maravillosa aventura de ser sincero y aprender a valorarse.
El mentiroso cree muy en el fondo que es despreciable y desde esa baja autoestima surgen las mentiras; que en definitiva son inútiles porque la verdad siempre se filtra por algún lado.
El que miente es como un barco que hace agua hasta que se hunde irremediablemente en lo más profundo, a veces perdiendo lo que más quiere.
El que quiere cambiar puede hacerlo sea quien sea, lo importante es querer hacerlo, porque querer cambiar es ya haber cambiado.
Porque somos los dueños de nosotros mismos y estamos condenados a elegir todo en esta vida y es probable que también en la muerte, en que como algunos suponen, tendremos que elegir el destino del alma.

Descripción de Mentira

La mentira es enfermedad soportable, pero es una patología que al producir efectos nocivos a los demás, también nos daña integralmente, por lo cual es anti-natural promoverla, porque no fuimos diseñados para la enfermedad sino para la salud, cual es una condición indispensable para ser… felices.
+ La mentira es un síndrome clínico caracterizado por la fabricación usualmente elaborada, consistiendo de una superestructura de algunas realidades; erigidas sobre una fundación de distorsiones engañosas. Esta condición se detecta principalmente en el grupo diagnostico del psicopático y en otras categorías con tendencias a la impulsividad.
Un mentiroso es una persona que tiene cierta tendencia a decir mentiras.
+ Una mentira nos lleva a la otra, y puede marcar, siempre negativamente, nuestra manera de relacionarnos con los demás.
+ La tolerancia de la gente con los mentirosos habitualmente es muy pequeña, y a menudo sólo se necesita que se sorprenda a alguien en una mentira para que se le asigne la etiqueta de mentiroso y se le pierda para siempre la confianza.
Un mentiroso se diferencia de una persona que dice la verdad en el hecho de que el mentiroso quiere esconder la verdad, mientras que el otro la quiere revelar. Un mentiroso debe tener siempre en cuenta la verdad para que al menos no se le vaya a escapar por accidente
El mentiroso es un ser inseguro, egoísta, irresponsable, o inmaduro. O todo ello a la vez.
La mentira es tan dañina para quien la recibe como para quien recurre a ella.
El mentiroso es un ser inseguro, egoísta, irresponsable, o inmaduro. O todo ello a la vez.
La mentira es tan dañina para quien la recibe como para quien recurre a ella.
El mentiroso es un ser inseguro, egoísta, irresponsable, o inmaduro. O todo ello a la vez.
La mentira es tan dañina para quien la recibe como para quien recurre a ella.

¿Por qué las mentiras acarrean maldición a su vida?

Sólo con el poder de Dios podemos ser libres de las maldiciones que desata la mentira...
Maldición detrás de la mentira
Cuando vamos a las Escrituras para reconocer el alcance que tiene la mentira, encontramos que desencadena maldición y condena—1 Timoteo 1:9, 10.
El señor Jesús a aquellos que cuestionaban y rechazaban la verdad, les encaró categóricamente cuando les dijo: "Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis cumplir. Él, homicida ha sido desde el principio, y no permaneció en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira" (Juan 8:44. RVR 1909)
Observe cuidadosamente que los mentirosos son asociados con nuestro enemigo espiritual. Él que es "príncipe de este mundo", es uno de los principales propiciadores del engaño. Es cierto que la naturaleza humana torna a los seres proclives al pecado y uno de ellos tan grave como es la mentira, pero también es importante considerar que Satanás crea el escenario y las condiciones para que la mentira cobre fuerza en la sociedad.
La Biblia advierte claramente que los embusteros recibirán condenación eterna si no se arrepienten: "Más a los temerosos e incrédulos, a los abominables y homicidas, a los fornicarios y hechiceros, y a los idólatras, y a todos los mentirosos, su parte será en el lago ardiendo con fuego y azufre, que es la muerte segunda. " (Apocalipsis 21:8, RVR 1909).
Un poco más adelante leemos que no gozarán de la vida eterna: "No entrará en ella ninguna cosa sucia, o que hace abominación y mentira; sino solamente los que están escritos en el libro de la vida del Cordero" (Apocalipsis 21:27, RVR 1909. Cf. Apocalipsis 22:15)
Es interesante notar que Juan asocia a los mentirosos con los hechiceros, los disolutos, los homicidas y los idólatras ¡Tal es la gravedad de andar mintiendo! Sin embargo, usted puede romper toda atadura al mal y la mentira. Con ayuda de Dios podrá lograrlo….
Que dice La Biblia sobre las mentiras
La Biblia dice claramente lo siguiente con respecto a la mentira:
Es uno de Los Diez Mandamientos
Éxodo 20:16 "No hablaras contra tu prójimo falso testimonio " .
Levítico 19:11"No mentiréis, ni os engañaréis unos a otros".
Efesios 4:25 "Desechando la Mentira Hablad verdad cada uno con su Prójimo".
Levítico 19:11 "No hurtarás, ni engañarás, ni se mentirán unos a otros".+ Proverbios 12:22 "Los labios mentirosos son abominación a Jehová".
Efesios 4:29 "Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca"
Tito 1:2 "En la esperanza de la vida eterna, la cual Dios que no miente, prometió desde antes del principio de los siglos".
Colosenses 3:9 "No se mientan unos a otros, porque ya se han despojado del viejo hombre con sus hechos".+ Filipenses 4:8 "Por lo demás hermanos, todo lo verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo de buen nombre, si hay virtud alguna, algo digno de alabanza, en esto pensad ".
Mateo 10:26 "Porque nada hay encubierto que no haya de ser revelado, ni oculto que no haya de saberse".
Marcos 4:22 "Porque no hay nada escondido que no haya de salir a la luz".
Apocalipsis 21:8 "Todos los mentirosos tendrán su parte en el lago de fuego y azufre, que es la muerte segunda".
Juan 8:44 "Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en el. Cuando habla mentira, de suyo habla porque es mentiroso y padre de la mentira".

1 comentario:

  1. Interesante sobre esta enfermedad que es la MENTIRA. Tengo una
    amiga que es tan Mitómana que la amistad llegó a su fin, por
    todo mentía hasta que me fui dando cuenta y encontré que lo mas sano era alejarse, tal cual dice el artículo que "es tan dañina para el que la recibe como quien recurre a ella." gracias
    Sylvia

    ResponderEliminar

Gracias Por sus comentarios siga visitandonos